España es el país ideal para un cabrio, la calidez de su clima y la belleza de sus costas y zonas rurales, hacen que conducir un descapotable sea algo especial. No importa la época del año, siempre hay días idóneos y lo único que variara será la cantidad de ropa que debamos llevar.

SENSACIONES A PRECIO DE GANGA

Pocas experiencias más placenteras puede haber para los amantes de los automóviles que sentir la brisa del mar al volante de un VW clásico. El diseño del Cabrio, alargo durante muchos años la esencia del Mk1 original y con ella ese sabor añejo de diseño. Suponemos que por practicidad, la versión normal del Mk1 es mucho más cotizada con algunas versiones como la GTI cuyos precios se escapan de los bolsillos de nivel medio, es ahí donde entra en escena nuestro protagonista, los precios del cabrio son mucho más asequibles y aun a día de hoy es posible encontrar auténticas gangas.

GAMA DE MODELOS.

Haciendo su debut en salón del automóvil de Genova del año 1979, el Golf Mk1 Cabrio fue ofrecido en la mayoría de países en dos versiones. La primera, conocida como GLi con motor GTI de 1588cc. La segunda, la versiona GLS con motor de 1457cc y 70Cv. El Gli fue posteriormente modificado y añadió un motor GTI de 1.8 litros en el año 82. Además, la versión GLS fue también subida de cilindrada llegando a equipar un motor de 1.6 litros de carburadores en el 83. En el apartado interior, el gran cambio llego en 198, donde se incorporaron la consola central y una guantera con llave, que junto a unos asientos más deportivos, elevaban el coche a un nivel superior. En 1985, la nomenclatura GTi se apodero de la versión mayor, cambiando también la nomenclatura del hermano menor, pasando a ser la GL y que se llegó a ofrecer también en una versión automática de 4 marchas.

NO, NO ES UN MK2 CABRIO…

Algunas personas caen en este error debido a la coincidencia de producción del MK1 Cabrio con el Mk2, sustituto del MK1. Aunque la base no cambio, en 1988 fueron muchos los cambios estéticos del Cabrio, incorporando nuevos paragolpes integrados con los aletines y molduras de los faldones.

64 COMBINACIONES DE COLOR DIFERENTES

Fue en 1990 cuando se introdujo la capota hidráulica automática en los modelos GTI. Las versiones especiales “All White” y “All Black” (Todo blanco y todo negro) fueron especialmente populares, batiendo todos los records de venta de la marca para este modelo. LA versión “all Blue” (todo azul) fue también muy popular. Básicamente, junto a estas versiones, VW ofreció la posibilidad de mezclar los colores de la carrocería y la capota de 64 maneras diferentes, esta es la razón por la cual hoy día, podemos seguir viendo versiones muy diferentes entre sí.

VERSIONES SPORTLINE Y RIVAGE

A partir de 1991, apareció el Sportline con sus asientos deportivos Recaro y el Rivage “elegante” con pintura Azul Classic, interior de tela azul Mauricio  y capota en azul índigo.

Hubo también un modelo llamado Rivage Leather, presentaba asientos de cuero beige y estaba disponible en verde Classic metalizado. El último descapotable de aspecto “clásico” fue reemplazado por el Golf Mk3 Cabriolet en 1993.

DETRÁS DEL VOLANTE

A pesar de contar con aproximadamente 100 kg más que su equivalente normal, los Mk1 de 1.6 y 1.8 litros son lo suficientemente rápidos como para otorgar toneladas de diversión, aunque dicho sea de paso, ese peso adicional afecta el manejo. Espere un poco más de balanceo de la carrocería si toma una curva cerrada con demasiada agresividad. A menos que sea muy afortunado, todos los modelos Mk1 Cabriolet vienen con “dirección manual” en lugar de asistida.

BAJO EL CAPÓ

Los Cabriolés de Golf Mk1 son exactamente iguales a las versiones Mk1 en cuanto a motorización, por lo que está buscando los mismos problemas potenciales, así como alguna prueba de que haya sido reparado regularmente. Los cambios de aceite y filtro deberían haberse realizado cada 8000  Kms y correa de distribución cada 65.000 Kms o cuatro años (lo que ocurra primero). Todo irá bien cuando al arrancar el motor no aparezca el temido humo azul saliendo del tubo de escape, lo cual es una señal inequívoca de que los sellos de las válvulas no están en buen estado. Las cajas de cambios suelen ser robustas, pero es posible que deba cambiar algunas conexiones.

SISTEMA DE COMBUSTIBLE

Puede ser que un propietario anterior haya decidido cambiar el carburador Pierburg ‘problemático’ por una versión Weber– o podría realizar una reconstrucción usted mismo con este kit. En los modelos con inyección de combustible, deberá comprobar si hay problemas de arranque en frío. En caso de fallas, verifique las bujías  y sus cables. Durante la prueba, asegúrese de usar todas las revoluciones para asegurarse de que no haya puntos planos.

CARROCERÍA

Los hatchbacks y los descapotables son lo suficientemente idénticos en cuanto a su mecánica, pero carrocerías diseñadas por Karmann difieren enormemente unas de otras. Sin techo, se necesitaba un refuerzo adicional para compensar la pérdida de rigidez, es decir, un travesaño adicional y faldones más profundos y robustos yun arco de seguridad antivuelco. Todo lo cual resulta en peso extra.

Con los cabriolets Mk1, comience inspeccionando los faldones; si hay agujeros, generalmente  podría ser peor en muchos otros lugares también. Puede reemplazarlos, pero vale la pena señalar que tienen un perfil diferente a la versión normal, por lo que será necesario modificarlos. Los paneles traseros y el portón son específicos de los descapotables, lo que los hace más caros.

En los modelos posteriores a al 87 (incluida la edición especial Sportline y Rivage), faldoones están cubiertos por molduras laterales (a veces denominados kit Clipper), por lo que cualquier signo de corrosión estará oculto. Otros lugares que deberá verificar son aquellos que difieren del hatchback. Esto incluye la viga que se ajusta entre las torretas traseras, la parte trasera de las ventanas laterales donde se pliega el capó y las aletas internas, que vienen con un refuerzo adicional. La parte inferior también difiere ligeramente: el tanque de combustible y la rueda de repuesto, por ejemplo.

CAPOTA

La capota y todo su sistema es una belleza de la ingeniería, pero debe revisarla cuidadosamente para ver si está en forma y en buen estado: está buscando grietas, rasgaduras, decoloraciones y gomas faltantes o gastadas que podrían provocar fugas. Si dentro hay alfombras húmedas, definitivamente es una mala señal. Pero si cuando levanta estos y encuentra el suelo corroído, el movimiento más sabio puede ser simplemente alejarse de dicho coche.

La condición del marco de la ventana trasera es igualmente importante. Si aún no se ha reemplazado, lo más probable es que ya se haya corroído: las manchas amarillas en la bandeja son una muestra de ello. Idealmente, un marco podrido debe reemplazarse antes de colocar una nueva tela de la capota, ya que es un trabajo difícil de hacer de manera retrospectiva. Si la capota parece arquearse o levantarse en el medio, generalmente son los cables de tensión laterales los que se han roto, pero es una solución fácil. También debe verificar si hay bultos. Esto significa que la almohadilla de crin entre la piel exterior y el marco se ha deteriorado. Está ahí como aislamiento e insonorización, sin embargo, hay especialistas que pueden repararlo.

Los cabriolets GTI posteriores a 1990  equipan capota eléctrica, así que verifique que funcione bien. Las bombas son generalmente muy confiables, pero fallan de vez en cuando. Cuando lo hacen, pueden costar hasta 1.300 E nuevas a través de Volkswagen. Afortunadamente, las unidades reacondicionadas de segunda mano también están disponibles. Los cilindros hidráulicos también pueden tener fugas, pero esto es algo que se debe al desgaste en lugar de una falla específica. No se olvide de verificar que el depósito de la bomba no tenga fugas.

INTERIOR

Los VW de la época eran vehículos bien equipados y muy buena calidad de acabados, por tanto, salvo excepciones, no es algo que le deba preocupar demasiado ya que la mayoría de accesorios interiores esta disponibles nuevos o de segunda mano. Obviamente, preste atención a que todo funcione correctamente, especialmente en las versiones con elevalunas eléctricos etc.

CUANTO PAGAR

Hemos estado dejando lo mejor para el final porque aún mantenemos que el Golf Cabriolet de primera generación es coche muy infravalorado. Tienden a haberse ahorrado una vida de ser golpeados o modificados demasiado, dándote ejemplos más originales y sin molestias para elegir.

Entre los 2000 – 3000 E podrá encontrar algo que requiera de un poco de mimo pero que será asequible. Eso podría significar un capó nuevo, una suspensión renovada y algunas otras partes, pero como las piezas de Golf Mk1 están disponibles aquí, puede hacerlo todo usted mismo por poco dinero.

A partir de los 4.000 E aproximadamente es cuándo podremos empezar a divisar buenos ejemplos de los modelos con paragolpes anchos y kits de carrocería Clipper.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter sign up