No necesitamos explicar por qué el Golf Mk1 es uno de los coches más alucinantes que puedes comprar, es suficiente con decir que el Golf original lo tiene todo para ser el juguete retro refrigerado por agua por excelencia. Aquí os dejamos nuestra guía…

¿Cómo no amar el Mk1? Con su estilo anguloso y su maravilloso interior nostálgico, es un coche que te hace sentir algo especial. Es el antídoto perfecto para el mundano automovilismo moderno y, lo que es más importante, el mundillo del Mk1 es enorme, hay clubs dedicados exclusivamente a este modelo (Club VW Golf Mk1). Además la excelente situación en cuanto a recambios significa que no tendrás problemas para mantener tu coche en perfecto estado.

 

Por supuesto, la clave está, antes de nada, en encontrar un buen Mk1. Como los precios se han disparado en los últimos años, probablemente tengas que pagar una cantidad considerable para conseguir uno bueno. Ahora bien, a largo plazo, comprar un coche en buen estado probablemente salga más barato que gastarte un montón en uno en mal estado que puede acabar con tu presupuesto. Ten en cuenta que aunque la mecánica del Mk1 es bastante simple, arreglar algunas areas deterioradas u oxidadas como el área alrededor del parabrisas puede resultar algo más complicado. Aquí tienes algunos consejos sobre lo que tienes que saber antes de comprar.

Carrocería

Como es de esperar, a menos que el Mk1 haya sido restaurado o haya estado guardado en un garaje durante años, la carrocería probablemente esté bastante deteriorada. Los paneles del Golf Mk1 son bastante fáciles de encontrar, pero si tienes que pagar a alguien para que corte piezas viejas de metal y las ensamble, entonces el precio puede empezar a dispararse. Las secciones estructurales del armazón pueden ser especialmente problemáticas así que comprueba con cuidado el techo, la parte trasera, las aletas interiores y la parte inferior del parabrisas.

El cuello del tanque de combustible es una zona de corrosión bastante común. Es bastante fácil reemplazarlo, pero el problema es que si se deshace y el óxido entra en el sistema de combustión a través del tanque este pequeño problema puede convertirse en una pesadilla en los modelos de inyección. Además, tienes que revisar las partes que tienden normalmente a corroerse como la defensa delantera y trasera, las partes inferiores de las puertas, la cavidad de la rueda de repuesto, el área de las aletas y la placa de metal por donde pasa el cable del embrague.

Motor

Te puedes hacer una idea de lo bien o mal cuidado que está un Golf en cuanto le preguntes al propietario sobre los cambios de aceite y filtros. Si no los ha cambiado cada 8.000km aproximadamente, entonces, deberías preocuparte. La señal principal es ver que sale humo azulado en exceso lo que indica que las juntas de la guía de válvula están gastadas. No es un arreglo difícil, pero usa esa información para negociar el precio de venta.

También está bien saber cuando se ha cambiado la correa de distribución por última vez. El intervalo oficial es cada cuatro años o 65.000km. Si no puedes averiguar cuando se cambió por última vez, el primer cambio que le tengas que hacer al coche va a ser este así que intentar bajar el precio de venta para cubrir este gasto.

En los Golf pequeños (en los modelos de 1.1 y 1.3 litros) es muy probable que el carburador esté gastado lo que significa que el coche tendrá problemas con el ralentí. Afortunadamente, existen recambios. Los motores de inyección casi no dan problemas, pero comprueba que el ralentí marcha bien cuando el coche está frío y que no se cala.

En cuanto a la transmisión, los primeros coches tienen una caja de cambio de cuatro marchas mientras que la serie 2 GTi (de 1982) tiene una unidad de cinco marchas. Ambos son bastante robustos, pero la sincronización puede fallar en coches con alto kilometraje por lo que es importante que prestes atención por si oyes un crujido cuando cambias a segunda. El varillaje también puede fallar lo que hace que las marchas estén muy blandas, algo inusual en este modelo. El varillaje es fácil de reemplazar en los primeros modelos y algo más difícil en el serie 2.

Chasis
Los recambios para el Golf Mk1 tienen un precio asequible y son fáciles de conseguir por lo que no tienes que preocuparte en este aspecto. Empezando por la suspensión, los muelles de la suspensión pueden romperse y los soportes superiores frontales y traseros se pueden desgastar, lo que produce un golpe cuando subes un bordillo o cuando pillas un bache.

Si hablamos de la dirección, si la cremallera de dirección está algo floja es probable que sea causa de los bujes y no de la cremallera. Ten en cuenta que VW no fortaleció el soporte de la cremallera en los coches con volante a la derecha por lo que debes comprobar que esta área no está desgastada.

Los frenos del Golf están bien si se han mantenido en buena condición y se han ajustado para comprobar que el pedal es sólido y que el coche frena en linea recta, si no lo hace sospecha del cilindro del freno trasero. Por supuesto, hay muchos otros cambios que hacer por lo que si un propietario entusiasta le ha instalado partes del Mk3 no te preocupes  con tal de que lo haya hecho correctamente.

Interior
Además del estado general del chasis, la condición interior revela mucho sobre el kilometraje, sobre la originalidad y sobre como se ha cuidado el coche. Las primeras molduras interiores son dificilísimas de encontrar en la actualidad, por lo que si el coche tiene un aspecto muy descuidado por dentro probablemente necesitará una reforma total del interior. Es posible hacerlo, pero no es barato si se hace bien.

Los laterales de los asientos son el lugar por donde empezar, aunque la tela del asiento puede aflojarse y el cabezal se puede caer. Si el interior es original es importante; ya que es mejor apostar por un coche en buenas condiciones desde el principio porque rejuvenecerlo para que luzca como de fábrica resulta caro. Si no te importa tener los suelos marcados y los asientos desgastados, entonces la condición del interior no es tan importante.

¿Cuánto pagar?
Los precios del Mk1 tienden a ser desorbitados y los propietarios piden precios descabellados. Obviamente, lo más importante es la condición y la preservación de las partes originales. Los primeros coches con bajo kilometraje y las ediciones especiales posteriores son los modelos con un precio más elevado.

Esto significa que los tiempos en los que se encontraba un chollo de un Mk1 barato ya han pasado, aunque si tienes pensado gastar entre 2.500€ y 4,000€ puedes encontrar algo bastante prometedor. Los coches de cinco puertas son más baratos que los de dos, pero lo que pierdes en estética lo ganas en funcionalidad.

Ten en cuenta que en la actualidad no quedan muchos de los primeros modelos por lo que estos coches son muy deseados. Los primeros ‘swallowtails’ construidos hasta Mayo/Junio de 1975 con su distintiva parte trasera son especialmente caros y los precios pueden superar los 10.000€ por uno bueno. El precio de un GTi descuidado oscila entre los 5.000€hasta los 13.000€ en el caso de los mejores, pero ese es probablemente el límite. Dicho esto, no ha llegado a nuestros oídos una venta reciente por la asombrosa cantidad de 30.000€.

En cualquier caso, inténtalo con un proyecto (puedes encontrar un mk1 por unos 1.300€) pero no subestimes la cantidad de trabajo que puede suponer si la carrocería está dañada. Compra solo bajo ciertas condiciones y pon un armazón fuerte sobre todas las partes mecánica ya que el chasis en sí se puede arreglar fácilmente por comparación. Los coches modificados están bien y te pueden ahorrar un montón de dinero si tenías pensado bajarlo o cambiar el motor y ponerle unas buenas llantas, pero asegúrate de que los cambios se han hecho bien y que no han hecho una chapuza.

Lo que es seguro es que independiente del Mk1 con el que termines, si es medianamente decente, tendrás una buena inversión mientras lo disfrutas muchísimo.

Buena suerte en tu búsqueda.

Ian

 

 

Las opiniones expresadas aquí son personales del autor(es) y no reflejan necesariamente la visión o las opiniones de VW Heritage.

Traducido y adaptado del inglés por Rosa Domínquez

This post is also available in: English (Inglés) Deutsch (Alemán)

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter sign up