No hace falta que lo digamos nosotros, las furgonetas clásicas VW están en auge. Ya sea una Split o una Bay Window, hacen que disfrutes de hasta los viajes más cortos y allá donde vayas las miradas de admiración son de lo más habitual al llegar en una de estas características furgos.

No hay duda de que las VW Camper son un vehículo de moda y lo último en transporte familiar. Si no nos crees no tienes más que fijarte en el creciente número de famosos que conducen una de estas preciosidades. Así que aquí te dejamos nuestra guía para comprar la mejor furgoneta VW. Agárrate bien y prepárate para entrar a formar parte del club del culto más cool.

Conducción
Vale, una Split antigua no es ideal para viajes largos por autovía, pero si no te importa tomártelo con calma no hay ninguna razón por la que no puedas disfrutarla al máximo. Las Bay Window con motores más grandes son mejores para usarlas en el día a día, pero aun así tienes que ser realista con las expectativas de conducción. Te encantará conducir con ese volante enorme y fino, pero no puedes esperar que tenga las mismas caracterísitcas que un coche moderno. Va a ser lenta, consumir bastante y probablemente se estropee un par de veces, pero todo eso es parte de la experiencia de tener una furgo VW clásica y si crees que no es para ti, entonces mejor cómprate una T3 o T4.

En cuanto a fechas clave, esto es lo que tienes que recordar: la Bay Window substituyó a la Split en 1967, en 1972 se ensancharon los guardabarros y más tarde se cambiaron los intermitentes que estaban justo encima del parachoques a la parte superior del panel delantero y las luces traseras se reemplazaron por otras rectangulares de mayor tamaño. Las conocidas como crossover son las que tienen luces traseras grandes, intermitentes más altos y parachoques pequeños y fueron fabricadas en los años intermedios de cambios estéticos importantes. En 1973, se produjo una remodelación visual importante cuando se cambió el delicado recubrimiento de los parachoques anteriores por parachoques más cuadrados y consistentes y la posición de los intermitentes frontales y las luces traseras de mayor tamaño se volvió universal a todos los modelos. Al mismo tiempo, salió el Tipo 4 de 1.7 litros que se substituyó por el 1.8 en 1974. En 1975 ya existía la opción de escoger el 2.0 de mayor potencia aunque el 1.6 todavía estaba disponible. Las furgonetas refrigeradas por aire dejaron de fabricarse en 1979. Para saber de qué año es una Bay Window comprueba el tercer dígito del número de chasis empezando por la izquierda ya que indica el año de fabricación, por ejemplo, una Bay con un número de chasis 218 000 001 seria del 68, una con el número 219 000 001 sería del 69 y así sucesivamente.

Carrocería
Ante todo lo más importante es priorizar la condición de la carrocería y la falta de óxido  antes que cualquier otro asunto mecánico. No vamos a mentir, tanto si estás buscando una Bay o una Split, tienes que tener en cuenta que ambos modelos se oxidan muchísimo. Lo ideal es intentar encontrar una que se haya mantenido en un estado bastante original y que no tenga óxido o un modelo que haya sido muy bien restaurado. Ten en cuenta que hace unas décadas la gente no tenía el interés actual por estos vehículos y se hacían muchas chapuzas así que lo mejor es que intentes evitar este tipo de furgonetas si no quieres gastarte una fortuna arreglando los estropicios de otros.

El óxido puede aparecer en cualquier parte, pero las peores áreas son los paneles frontales inferiores debajo del parachoques, la parte exterior de los alféizares, las esquinas inferiores, la puerta trasera, la parte inferior de las puertas delanteras y las áreas alrededor de las gomas de las ventanas. En muchas ocasiones una furgoneta con una carrocería con buen aspecto puede tener corrosión por debajo así que también es importante fijarse bien en los travesaños del chasis, los estabilizadores, los puntos de apoyos del gato y el panel del suelo.

Todos los paneles de reparación están disponibles para Split aquí y para Bay aquí, pero tienes que preguntarte cuánto trabajo estás dispuesto a poner en la reparación. Si estás considerando una furgoneta con un precio alto pide que te dejen ver fotos de cualquier restauración previa. Si el propietario no las tiene, pídele a un experto en restauración que le eche un ojo cuando la veas para evitar acabar comprando un montón de chatarra oxidada.

Motores
Los motores refrigerados por aire pueden durar para siempre si se cuidan como es debido, pero con el esfuerzo extra del peso de una furgoneta, especialmente si es una camper totalmente equipada, a veces esto les puede pasar factura. Como siempre decimos, el aceite es la sangre del motor, así que asegúrate de que tiene minerales frescos y que el filtro se limpia cada 5.000km. Las fugas de aceite son bastante comunes, pero si vienen de la parte de atrás del motor, entonces son malas noticias ya que probablemente se trate de la junta de aceite del volante del motor que es difícil de reemplazar.

Si sale humo azulado es que las guías de válvulas están gastadas y si le falta potencia generalmente es porque el cilindro está gastado y las compresiones no son buenas. Tira de la polea inferior para probar la tensión, si se mueve demasiado indica flotación axial en el rodamiento principal que significa que tendrás que reconstruirlo.

En general, sin embargo, todo esto se puede usar para regatear el precio de venta siempre que la carrocería esté en buen estado porque existen muchos recambios de calidad para motores y cambiar algo en un futuro no es un problema.

Como referencia, los códigos del motor B, AD y AS corresponden al 1600s; CA, CB y CD al 1700s; el 1800cc tiene el código AP y por último el 2000cc tendrá los códigos CJ, GD o GE.

Frenos, suspensión y parte eléctrica
La verdad es que hay poco de lo que preocuparse en cuanto a frenos, suspensión y electrónica porque las piezas para VW T2 no son caras y son fáciles de conseguir, puedes encontrar piezas para Split aquí y para Bay aquí. Las furgonetas más recientes tienen discos de freno en las ruedas delanteras lo que ofrece seguridad extra aunque los discos de tambor de los modelos más antiguos son también buenos si están bien instalados. Por último, asegúrate de que el vehículo arranca en una línea recta cuando lo pruebes antes de decidirte.

Muchos propietarios bajan sus furgonetas ya que así se puede mejorar mucho su manejo si se hace de forma correcta. Un método muy común es soldar ajustadores en el tren delantero para poder subirlo de nuevo rápidamente. Si ya se le ha hecho esto, comprueba la calidad del trabajo. En la parte de atrás simplemente necesitas girar el tren trasero en las chapas de resorte para bajarlo la altura que desees. Si buscas una furgoneta familiar y no tanto un modelo para lucir en quedadas y exhibiciones es mejor que evites cualquier vehículo que haya sido alterado radicalmente ya que va a ser horrible conducirlo.

Interior
Hay muchas empresas que hacen conversiones a Camper. También debes pensar en la opción de techo fijo o elevable. En general no hay mucho entre lo que escoger entre las diferentes conversiones, pero sí merece la pena ver tantas furgonetas como puedas para hacerte una idea de la distribución interior que más te conviene. Examina bien las furgonetas que hayan sido convertidas en campers, ya que algunas piezas como las neveras necesitan ventilación exterior apropiada, así que comprueba que la tenga. Si eres un purista buscarás que la condición interior sea lo más cercana a la original, pero si no es el caso, con tal de que el fregadero y los fogones funcionen correctamente, el resto del interior se pueden restaurar fácilmente. Si eres aficionado a las acampadas o te gusta disfrutar de tu furgo al aire libre, tienes muchos productos de camping específicos para furgonetas VW clásicas aquí.

¿Cuánto pagar?*
Como ya sabrás los precios de las furgonetas VW clásicas se ha disparado en los últimos años. Esta es una muy buena noticia para los propietarios de una furgo VW clásica, pero bastante mala si estás del lado del comprador. Siendo realistas, es muy improbable que encuentres una Split en cualquier estado y forma por menos de 12.000€ y, las Kombis más baratas (con la opción de ser convertidas en campers potencialmente) estarán por los 20.000€. Una Split Camper medio decente que esté lista para salir a la carretera puede ir desde los 25.000€ hasta los 90.000€. Las Bay van por el mismo camino, aunque si tienes mucha suerte puede que te encuentres con un proyecto para restaurar por 6.000€, pero los modelos listos para usar que simplemente cambien de propietario andan por los 12.000€-20.000€.

Veredicto
Si quieres comprar una furgoneta VW clásica probablemente sea ahora o nunca. Normalmente, la mayoría de los propietarios que ponen sus furgos en venta lo hacen al final de verano, así que ese puede ser un buen momento para encontrar el mejor precio. Si una Split es demasiado para ti en este momento, decídete por una Bay, y si lo que quieres es una furgo con una carrocería sólida puede que lo mejor sea buscarla en los Estados Unidos. La clave es analizar muy bien las zonas donde se oxidan y mantener los ojos muy abiertos. Si compras una furgo con la carrocería muy corroída porque sabes y vas a arreglarla tú mismo puedes estar seguro de que estarás trabajando en una buena inversión. Si vas a pagar a alguien para que la repare tenlo en cuenta cuando negocies el precio y ten en cuenta que siempre aparece más óxido del que se ve a primera vista.

Por los demás, ¡busca, compa, conduce y disfruta!

Ian

*Los precios son orientativos y corresponden al mercado en Reino Unido en 2015.

Las opiniones aquí expresadas son personales del autor y no representan necesariamente el punto de vista de VW Heritage.

Traducido por Rosa Varela Domínguez

This post is also available in: English (Inglés) Deutsch (Alemán)

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter sign up