Como un vehículo actualizado para todos los días y para complementar a tu Volkswagen vintage, la T5 es de lo más cool y práctico que puedes comprar. Además si su valor acaba incrementándose como el de las otras VW transporter puede que además estés haciendo una inversión si decides comprarte una ahora. Así que aquí queda nuestra guía para escoger la mejor.

La T5 es a día de hoy uno de los vehículos más cool y versátiles que existen y el mercado demuestra que hay mucha gente loca por ella. Más grande y más moderna que la T4 a la que reemplazó en 2003, existe un modelo de T5 que se adaptará a todas tus necesidades, ya sea un furgón, una caravelle, una cámper o una multivan de 9 plazas. Disponible en batalla corta o larga, en tres alturas diferentes y en cuatro categorías de peso (la mayor con una imponente PMA de 3.200 kg) además de varias opciones de puertas laterales y traseras no es una sorpresa que la T5 sea uno de los volkswagen favoritos entre los que buscan personalizar sus vehículos, tunearlos o convertirlos en camper. Además, ahora puedes encontar recambios, piezas para reparaciones o de estilo en nuestra sección de T5, por lo que no hay excusa para tenerla siempre a punto.

T5small

Estas características, además de llevar el renombrado emblema VW en la rejilla, ayudan a entender la explosión de interés en la T5 como un vehículo para un estilo de vida. Sin embargo, necesitas tener cuidado cuando te decidas a la hora de comprar porque hay bastante chatarra entre los anuncios. Para ayudarte a diferenciar las buenas inversiones de las malas estás son las cosas que necesitas comprobar…

Motores
Existen dos opciones de motores diésel en la T5 con un total de cuatro potencias diferentes. El motor de 1.9 TDI de 85bhp o de 105bhp, y el motor diésel 2.5 de cinco cilindros disponible en 130bhp o en 174 bhp, este último disponible con tecnología 4Motion de tracción a las cuatro ruedas. También existe un motor de gasolina de 2.0 litros y 114bhp, pero no hay muchos de estos.

enginesmall

Mientras que el 2.5 tira mucho más que el 1.9 haciéndolo mejor para viajes largos por autovía, también da más problemas, añadiendo la alta complejidad de mecanismo del motor que hace que algunos especialistas sean reacios a trabajar con ellos. La correa de distribución del 2.5 también tiene una tendencia a desgastarse prematuramente, el primer síntoma de este desgaste suele ser un fallo en el cilindro número 2. Además, el 2.5 también es más susceptible a que los inyectores en la cabeza del cilindro se muevan por el hecho de que están atornillados sólo en un lado. Esto significa que con carga tenderán a subirse y salirse. Cuando pasa esto el combustible entra en la cabeza de cilindro y luego en el cárter y si el nivel sube mucho puede entrar en el turbo y causar que el motor funcione con exceso de combustible lo que tiene consecuencias graves ya que las varillas se doblarán y eso lo deja básicamente irreparable.

La bomba de agua del 2.5 también tiende a fallar: o bien la junta deja filtrar el refrigerante en el aceite del motor, o bien los rodamientos fallan y desborda agua en la parte trasera del motor. Si encuentras un vehículo con un nivel de refrigerante bajo esta podría ser la razón. El 1.9 es un motor más a prueba de balas y como además lo tienen diversos coches VAG, son más fáciles de conseguir si tienes problemas después de comprar la T5.

El 1.9 tiene una correa de distribución que hay que cambiar cada 120.000 km o cada cinco años, mientras que el 2.5 funciona con engranajes por lo que el mantenimiento es prácticamente gratis. Eso sí, hay que cambiar el piñon y el acoplamiento elástico aproximadamente cada 150.000 km y eso puede resultar caro (sobre 600€).

Por último, el lavado de cara de la T5 a partir de 2010 introdujo una unidad turbodiésel de 2.0 litros totalmente diferente, disponible en 83bhp, 101bhp, 138bhp y 177bhp que es mucho más eficiente y fiable. También se introdujo una unidad de gasolina de 114bhp, pero es muy difícil que te encuentres con una de estas.

Cambio de marchas
El 1.9 tiene el ya conocido cambio de 5 velocidades de la T4 mientras que el 2.5 estrenó una nueva unidad de VW de seis velocidades más adecuada para a la potencia extra del motor. También existen unidades con cajas de cambios tiptronic semiautomática. Los problemas con el eje de transmisión son un típico dolor de cabeza para los propietarios de T5. El eje de salida de la caja de cambios está simplemente ajustado a presión sin una junta de goma lo que propicia la entrada de agua y como consecuencia óxido por lo que cuando finalmente ceda acabarás sin transmisión. No es una reparación complicada, pero las piezas en sí son caras así que ten en mente unos 600€ para un recambio.

red T5small

Las bombas de dirección asistida funcionan con engranajes y el extremo de la bomba está situado sobre el aceite del motor, así que si la junta está gastada el aceite del motor puede entrar en el líquido de la dirección asistida haciendo que se desborde. Puede que simplemente necesites reemplazar la junta gastada, limpiar el sistema y poner líquido nuevo pero si esto no funciona entonces tendrás que comprar una bomba nueva. Algo que también preocupa a los potenciales propietarios de una T5 es el volante bimasa (DMF) y el temor a tener que reemplazarlo. La manera de conducir también puede acabar dañándolo por un calentón excesivo del embrague haciéndolo patinar innecesariamente o por acelerones y cambios de marcha bruscos. Los motores con una ECU muy modificada también pueden tener un efecto negativo en el volante bimasa así que sospecha si notas muchas vibraciones al acelerar.

Los potenciales problemas eléctricos incluyen la válvula EGR, varios sensores del motor y la bobina de encendido. Una vez más, si pruebas el coche y compruebas de forma sistemática que todo funciona como es debido podrás sacar a la luz cualquier problema en este sentido. Según los especialistas, el cuadro eléctrico también es frágil y no es barato reemplazarlo.

629376_VW_5466small

Lo que definitivamente empeora las cosas es el hecho de que una gran parte del cableado eléctrico se encuentra en la cabeza del cilindro por lo que está expuesto al aceite y a temperaturas muy altas que pueden hacer que se quiebre fácilmente. No hace falta decir cuando surgen, los problemas eléctricos pueden ser una pesadilla.

En cuanto a la suspensión, cuando las copelas del amortiguador y los cojinetes se gastan el coche empezará a hacer ruidos. Si no es de eso sospecha de los silentblocks de las barras estabilizadoras así que estate atento por si escuchas ruidos al coger un bache o al subir o bajar un bordillo cuando pruebes el vehículo por primera vez.

Otros aspectos que debes tener en cuenta
No hace falta decir que las furgonetas cortas son más bonitas, pero si para ti el espacio interior es importante (por ejemplo si quieres convertirla en una camper) entonces es mejor que te decidas por una larga. Siempre tienes la opción de comprar un furgón cerrado en vez de una combi y luego llevarla a un especialista para que la convierta ya que es una opción más barata. Para que te hagas una idea instalar las ventanas traseras laterales andan por los 180€ por cada una.

Las prestaciones también son importantes como por ejemplo que tenga aire acondicionado, lo que para algunos futuros propietarios es imprescindibles, o que los asiento delanteros sean giratorios. Ten en cuenta que algunas de las primeras T5 no tienen airbag en el asiento del acompañante. Tener dos puertas laterales corredizas también puede ser un requisito opcional si la necesitas para llevar a varios pasajeros y no la quieres convertir en una camper.

kombismall

En cuento a los asientos, algunas versiones tienen asientos anclados que se inclinan hacia delante o que directamente se pueden sacar, mientras que las Multivan tiene un sistema de guías mucho más flexible para mover los asientos lo que te permite moverlos o apartarlos hacia delante o hacia atrás según ten convenga. Escoge la opción que creas que va a funcionar mejor para ti, pero como siempre escoge un vehículo que tenga una buena historia de mantenimiento y evita los que hayan tenido una vida dura como furgoneta de trabajo. Ten también cuidado con las T5 que ya tengan modificaciones, siempre es mejor una original a menos que ya tengas pensado modificarla, en ese caso puedes ahorrarte bastante dinero optando por una modificada.

¿Cuanto pagar?
A causa de una alta demanda continua, las T5 siempre alcanzan precios alto. Puede que encuentres un caso exceptional de una furgoneta que haya pasado por las manos de un albañil por unos 5.000€, pero siendo más realistas y si quieres algo más aprovechable tendrás que empezar la búsqueda con por lo menos 10.000-15.000€ en el bolsillo, Las más baratas dentro de ese presupuesto serán los modelos anteriores a 2006 con bastantes números en el cuentakilómetros. Si quieres una T5.1 con el lavado de cara tendrás que gastarte unos 18.000€ y una casi nueva con pocos kilómetros andará por los 20.000-25.000€ y el mismo modelo en un distribuidor oficial puede salir por 35.000€ (pero puede que sea la única opción ya que no hay muchas a la venta). Una T5 prácticamente nueva con todas las mejores prestaciones puede llegar a los 60.000€. Pero si leer estos precios te deprime puede que te consuele la posibilidad de que veamos una bajada de los precios ahora que ha llegado la T6. Por otro lado, consuélate en el hecho de que las T5 conservan su valor así que si te gastas parte de tus ahorros en un vehículo con buenas prestaciones si llegase la hora de venderla de nuevo también recibirías una buena cantidad.

Ian

Las opiniones expresadas en este blog son personales del autor(es) y no representan necesariamente las opiniones y puntos de vista de VW Heritage.

Traducido por Rosa Domínguez

This post is also available in: English (Inglés) Deutsch (Alemán)

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter sign up