La mayoría de los entusiastas de los automóviles pueden recordar una historia de “el que se me escapó o el que me arrepiento mucho de haber vendido” y Leigh Hicks no es una excepción. Lo que hace esta historia especial, es que también tiene una secuela llamada “y luego la volví a comprar seis años después”, obviamente con estos argumentos, fuimos y le visitamos para hoy, traeros esta preciosa historia de “amor”.

El comienzo

“Estaba buscando una furgoneta en 2009 y esta, que era roja y blanca en ese momento, apareció en AutoTrader” Leigh se ríe. “Estaba en Portsmouth y vivía en Bexhill (unos 110 kms de distancia) y ¡mi único medio de transporte era un ciclomotor Honda C90!” ya os podéis hacer a la idea de que el viaje fue una odisea, teniendo en cuenta que la ruta a seguir es una de las más concurridas en Reino Unido.

Opción Económica

El precio acordado fueron unos 1.500 € (1.200 libras, si, el mercado británico es más barato para los coches usados, ya que su mercado está muy restringido), El ciclomotor (que por mala suerte se quedó sin aceite a medio camino y ahora estaba usando de aceite de tractor de segunda mano donado amablemente por un granjero) se colgó en la parte de atrás y pudo regresar a casa, de donde nunca debió salir!. Esta T3 dio inicio a una relación, reavivó el amor por los viajes y fue una influencia definitiva para comenzar su negocio, Combe Valley Campers.

¡Hazlo tú mismo!

Muy a menudo, cuando el dinero es escaso, los entusiastas intentan hacer el trabajo ellos mismos y Leigh no es diferente, aunque los acabados cuando pintas a rodillo no son muy buenos que digamos. El interior estaba hecho de aglomerado de formica y debajo del asiento trasero plegable se encuentra la batería más grande que jamás hayamos visto. “No paso las pruebas de rendimiento en la empresa en la que trabajaba, puesto que estaba pensada para alimentar generadores, pero hace bien su trabajo en la furgoneta”.

Coche de bodas

Domi y Leigh se casaron en 2012 en su ciudad natal en Polonia. Después de sus nupcias, se embarcaron en un viaje que no tenía precedentes para ellos, sin plan alguno, solo con la intención de disfrutar del camino.

La familia es lo primero

Con un pequeño en camino, Leigh y Domi tomaron la difícil decisión de vender su amada T3 en 2012, después de mostrarlo en Brighton Breeze por última vez. Fue una triste despedida, pero las prioridades cambian y tomaron la decisión correcta.

Poner en marcha el taller

Con una carrera militar de 8 años a sus espaldas y algunos trabajos varios, Leigh decidió que necesitaba convertirse en su propio jefe. Habiendo llevado a cabo todos los trabajos en su T3 anteriormente y siendo buen conocedor de las furgos VW, decidió  fundar Combe Valley Campers en febrero de 2016.

Especialista T3

En los últimos 3 años, Leigh se ha convertido en un preparador de referencia en el sur de Inglaterra. Ha sido propietario de más de veinte furgonetas, incluido un modelo súper raro de Syncro Tischer que vendió en Estados Unidos. “No es sólo VWs, la mayoría de las autocaravanas son iguales en su parte trasera. Recientemente hemos hecho una Vauxhall, una Renault y una camioneta Chevy G20”.

Las segundas partes pueden ser muy buenas…

Puedes tener muchos vehículos, pero algunos y en especial las furgos, pueden tener un valor sentimental incalculable “Un día encontré al azar nuestra T3 en eBay y envié un mensaje de inmediato. Resulta que todavía era propiedad del tipo al que se lo vendimos. Apenas lo usó en los últimos años después de que se aparcara en un garaje y fuese acumulando días y días…y mucho polvo”.

Nada había cambiado.

El motor AAZ cobró vida  en unos días y con un poco de cariño y Leigh la trajo de vuelta a casa en agosto de 2018. “Se han agregado algunas etiquetas adhesivas adicionales a las ventanas y también se usó para su viaje por carretera de luna de miel, pero en su interior todavía huele igual. Incluso la insignia de la Coca Cola que estaba en el tablero cuando la compré originalmente, ¡todavía está ahí! ”

¿Planes para el futuro?

Quizás algún techo nuevo y embellecer algunos metales que ya muestran el paso del tiempo. Aparte de eso hay muchos viajes por delante; rumor de algunos festivales y absolutamente ninguna posibilidad de que lo vendan de nuevo…

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter sign up