Fin de semana al sol…

El histórico y monumental pueblo de Horsham, acogió una vez más de manera muy cariñosa a más de 130 clásicos VW refrigerados por aire.

Soñando a lo grande

La idea original de Plum Walheim y su esposo Dom, fue desde siempre, crear un evento que se codeara con los más tradicionales y emblemáticos del Reino unido. Lo están lo logrando, como muestra el hecho de que es necesaria la reserva previa para formar parte de las preciosas exposiciones al aire libre. Aunque alcanzan la capacidad máxima permitida de asistentes, ya están planeando dónde apretujarse unos pocos más para el próximo año, ya que la ciudad puede albergar un evento de mayor magnitud.

Comienzo “a las claras del día”

Las cosas comenzaron muy temprano para mí el domingo por la mañana, justo después de las 7 a.m. para actuar como anfitrión del convoy que Heritage organiza para acudir al evento. Yo estaba más fresco que algunos; muchos ya habían acampado, bebido y no dormido realmente el sábado por la noche, ¡y planeaban hacer lo mismo el domingo por la noche también!

Tras una hora de charla y fotografía más de 50 autos, perfectamente alineados en Dolphin partieron en dirección a “Plum Jam” a través de las preciosas y serpenteantes carreteras rurales del ducado de Sussex.

Paseo matinal

Una vez aparcada nuestra T1, tuve la libertad para recorrer el pueblo y observar los maravillosos coches expuestos, para ponerme al día con los propietarios, hablar con los comerciantes y ofrecer mi opinión sobre si el Mk3 Golf era o no un clásico, todo mientras buscaba un poco de sombra desde el inesperado pero bienvenido sol.

Preparando nuestro rincón.

Este evento tiene la particularidad de desarrollarse en el centro de la ciudad, lo que hace que todos los comerciantes se involucren en la organización. Se puede disfrutar desde rincones muy tradicionales has espacios modernistas, hay para todo. Así pues, todos ponemos de nuestra parte para engalanar el puedo y claro nuestro stand no iba a ser menos

Lo mejor de Lo mejor.

El evento se completó con una presentación de premios en el quiosco de música, que se había utilizado para alojar música en vivo toda la mañana. Como patrocinadores principales del evento, tuve la tarea de elegir “al mejor coche” Una tarea difícil que debo decir; podríamos haber cortado fácilmente ese trofeo en 5 teniendo en cuenta la calidad y la diversidad de los autos que se exhiben. Pero solo puede quedar uno…felicitaciones al ganador, Russell Payton con su impresionante Karmann Ghia de 1964 en blanco y negro. Se llevó a casa un vale de £ 50 Heritage y un trofeo que estamos seguro luciera orgulloso en alguna repisa de su casa.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter sign up