Probablemente ningún otro tema cree más controversia que la definición de lo que hace a un coche un “clásico”. Ahora, las compañías de seguros se han unido al debate…

Recientemente en esta entrada del blog en inglés hablábamos sobre la propuesta para que los coches más antiguos que ya están exentos de impuestos también lo estén de la revisión anual. Independiente de opiniones personales, muchas personas ven el hecho de que estos dos factores se consideren conjuntamente como un paso en la dirección correcta para “estandarizar” lo que es un coche clásico. Tanto por razones burocráticas como prácticas, parece que todos los que tienen una conexión de uno u otro tipo con los coches más antiguos desean ponerse de acuerdo en una definición…

A principios de año, la Fédération Internationale des Véhicules Anciens (FIVA) creó controversia trazando la línea temporal para considerar un vehículo como histórico en los 30 años o más, sujeto a un kilometraje delimitado y uso estacional. Por otro lado, en Alemania, se considera extensivamente como un “Youngtimer” a los modelos de 15 a 20 años de antigüedad. Con diferencias así, es fácil ver el problema. Algunos dicen que de 15 a 20 años, una confederación dice 30 y el gobierno británico considera que un coche necesita tener por lo menos 40 años para ser considerado un “clásico”, por lo menos en lo que se refiere a impuestos.

No es de extrañar que entre las aseguradoras reine también el caos. Las cuotas de los coches modernos siguen subiendo con un incremento medio del 13% en el precio del seguro de los coches nuevos el año pasado. Esto ha llevado a muchos propietarios de ‘clásicos modernos’ a solicitar una póliza de seguros para coches clásicos, que generalmente tienen un precio más bajo. El problema es que ante la posibilidad de que los usuarios abusen de ese tipo de pólizas, las aseguradoras han endurecido los requisitos que un coche debe para concederle una póliza clásica.

La publicación semanal sobre clásicos Classic Car Buyer destacaba que el hecho de que algunas aseguradoras estén rechazando asegurar futuros clásicos de los 90 y principios del 2000 puede poner en riesgo la supervivencia de los vehículos de esta generación. Muy probablemente las compañías de seguros no podrán atrancos a los propietarios un GTi Performance o de modelos de edición limitada, pero si existe el riesgo de que los coches más corrientes desaparezcan si los propietarios no pueden permitirse asegurarlos con una póliza estándar para clásicos.

En palabras de Classic Car Buyer: “Las aseguradoras buscan unas ciertas condiciones: rareza, kilometraje bajo, uso ocasional y pertenencia a un club son algunos de los criterios comunes. Por su antigüedad, a los clásicos modernos se les puede considerar tanto un “cacharro viejo” como un “valioso vehículo clásico”. Hasta que las condiciones se decanten más por lo segundo que por lo primero, las pólizas de vehículos clásicos seguirán rechazando a los clásicos junior en un número cada vez mayor”.

¿Y a ti que te parece? ¿Cuándo consideras que un coche se convierte en un clásico? ¿Es simplemente una cuestión de edad? Comparte tu opinión en los comentarios.

Ian

 

Las opiniones expresadas en este artículo son personales del autor y no representan necesariamente las opiniones y puntos de vista de VW Heritage.

Traducido por Rosa Varela Domínguez

This post is also available in: English (Inglés) Deutsch (Alemán)

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter sign up